La emotiva carta que una jueza escribió a los hijos de una víctima de femicidio

Salta 28 de octubre de 2022 Por Defrentesalta
Mónica Faber, escribió una carta para los hijos de Lorena Vique, quien fue víctima de femicidio.
Lorena Vique
Lorena Vique.

BANNER PUBLICITARIO (1)

BANNER PUBLICITARIO (1)

1278x123px

La jueza de la Sala V del Tribunal de Juicio, Mónica Faber, condenó a Julio César Calisaya, a la pena de prisión perpetua  por ser autor del delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo –relación de pareja previa- y por mediar violencia de género en perjuicio de Lorena Vique de 37 años. 

Hace algunas horas, la jueza Faber escribió una carta destinada a los hijos de la víctima. 

La carta:  

Mi nombre es Mónica y soy la jueza que tuvo que conocer y decidir en el juicio que se hizo en contra de Julio César Calisaya por el homicidio de su madre, Lorena Beatriz Vique. 

Durante el juicio, escuché muchas personas que hablaron muy bien de su mamá, dijeron que era muy querida por todos en su trabajo, que fue una alumna dedicada en la escuela, que era una buena compañera. Dijeron que siempre pensaba en ustedes y que le hubiera gustado hacer un viaje en crucero alguna vez. Sé que tuvo muchos obstáculos en su vida pero logró grandes cosas. 

Lamento profundamente lo que pasó. Posiblemente, les lleve toda la vida entenderlo y quizás, aun así, nunca lo puedan comprender del todo. 
 
Espero que, pidiendo toda la ayuda que necesiten y cuando lo necesiten, puedan seguir adelante, recordando lo lindo del amor familiar que recibieron cuando ella estaba. Deseo que puedan darse cuenta que la gente que uno ama y que nos amó nunca se va del todo. 
           
También les cuento que S. estuvo en representación de ustedes durante estos días y escuchó con mucha fortaleza todos los testimonios. Debe haber sido muy difícil para él, pero estoy segura que lo hizo para cuidarlos y para defender la memoria de su mamá. 
             
Respecto de Julio, les quiero contar que lo escuché pedir perdón por lo que hizo. Dijo llorando desconsoladamente que eran de corazón, que nunca quiso hacerles daño a ustedes, a su mamá y a su abuela. Sabe que nada va a ser igual y se mostró arrepentido. 
           
Se los cuento y se los escribo porque, como Albus Dumbledore le dijo a Harry Potter, “en mí no tan humilde opinión, las palabras son nuestra más inagotable fuente de magia, capaces de infringir daño y de remediarlo” .
               
Espero que puedan seguir adelante y, si alguna vez, necesitan o quieren perdonar, puedan permitírselo. 
             
Les mando un abrazo,  Mónica Faber. 

BANNER PUBLICITARIO (3)

Concejo Del

Más noticias