Preventiva para la mujer policía que llevaba más de 20 kilos de cocaína

La mujer se detuvo para cargar gas y se produjo una explosión y la droga que iba oculta en el tubo de GNC salió esparcida por el aire. Se desempeñaba como Sargento en la Policía de Buenos Aires.

Policiales 13/02/2024 Defrentesalta Defrentesalta
1000 x 750
Sofía Chaparro.

CUARTA A FONDO - REPUESTOS

El juez federal de Garantías de Orán, Gustavo Montoya, hizo lugar a la imputación requerida por el Ministerio Público Fiscal contra una policía de la provincia de Buenos Aires por el delito de "transporte de estupefaciente agravado por la calidad de funcionario público del autor". Además, se dictó la prisión preventiva de la mujer.

El hecho sucedió el miércoles pasado, entre las 23 y 23.30, cuando Sofía Chaparro llegó a la estación de servicio ubicada sobre la avenida Palacios, muy cerca del hospital San Vicente de Paul, en la ciudad de Orán. Con la asistencia de un video, en el que se observa todo lo sucedido, la auxiliar fiscal explicó como la mujer -acompañada de sus hijos de 9,13 y 14 años- llegó a la estación de servicio al volante de un automóvil Ford Fiesta para cargar GNC.

Tras ser atendida por el empleado, la acusada permaneció cerca del rodado, en tanto, que los tres chicos se encontraban a metros del lugar. En la filmación se observa como en esa circunstancia se produjo la explosión del automóvil. A raíz de ello, uno de los hijos de la imputada resultó herido en uno de sus ojos aunque la lesión no resultó de gravedad.

La auxiliar fiscal comentó en la audiencia que, tras la explosión, se observó una nube de polvo blanco y varios paquetes (denominados "ladrillos") dispersados alrededor del vehículo. Por ese emotivo de ello, la conductora quedó detenida.

La fiscalía aportó también los datos que la imputada brindó al personal de la Policía de la provincia de Salta, la que acudió en primera instancia. Cabe resaltar que al inicio de la audiencia, Chaparro aseguró ser integrante de la Policía de Buenos Aires, con el grado de sargento. Explicó, a su vez, que había viajado desde esa provincia para que sus hijos tuvieran contacto con el padre de los mismos, de quien se separó recientemente y se hallaba en la ciudad de Colonia Santa Rosa, por razones laborales.

En cuanto al vehículo, el MPF detalló que se encontraron en su interior 5 teléfonos celulares, que fueron secuestrados. También indicó que se pudo establecer que la cocaína, que pesaba poco más de 20 kilos, iba oculta dentro del tubo de gas.

En vista de estas evidencias, la fiscalía formalizó la imputación y solicitó, a su vez, la prisión preventiva de la acusada, lo que fundó en la gravedad del hecho, el riesgo de fuga y entorpecimiento procesal, como así también en la escala penal del caso, la que impide la aplicación del beneficio de prisión condicional.

Al momento de resolver, el juez coincidió con los argumentos de la fiscalía, por lo que hizo lugar a la imputación, dio por formalizado el caso, dictó la prisión preventiva y autorizó las pericias, tanto a la droga, el automóvil como los teléfonos secuestrados dentro del rodado.
 

Te puede interesar
Lo que hay que saber