El Procurador Castiella cruzó duramente a la diputada Emilia Orozco

La legisladora había dicho erróneamente que Liliana Ledesma fue víctima de trata de personas, cuándo en realidad, fue víctima del narcotráfico.

Política 15/01/2024 Defrentesalta Defrentesalta
Castiella - Orozco
Castiella - Orozco.

CUARTA A FONDO - REPUESTOS

Podría haber sido un acto fallido pero no. La diputada Emilia Orozco, de La Libertad Avanza, dijo erróneamente ante una comisión de legisladores nacionales, que la docente Liliana Ledesma fue víctima de trata de personas en el norte de Salta. 

En ese contexto, el Procurador general, Pedro García Castiella, desestimó las sorprendentes declaraciones y vagas por cierto de la legisladora que tambien es comunicadora social y recordó que la causa penal que investigó la justicia de la provincia de Salta por la muerte violenta de la productora rural Liliana Ledesma fue calificada como delito de homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas. 

Liliana Ledesma

En este contexto se sometió a juicio en primer lugar a quienes se consideraban autores materiales del hecho y con sentencia firme del año 2010 de la Corte de Justicia se condenó  -conforme lo solicitado por el M.P.F. y la querella entonces interviniente- a María Gabriela Aparicio, Aníbal Ceferino Tárraga, Lino Ademar Moreno (prófugo) y a Casimiro (“Nene”) Torres a la pena de prisión perpetua y a Patricia Guerra, a la pena de diez años de prisión y Juan Moreno por encubrimiento a la pena de cuatro años de prisión efectiva.

En segundo lugar, y luego de varias postergaciones, en septiembre de 2023 finalmente se pudo realizar en Orán el juicio a los hermanos Delfín Reynaldo Castedo y Raúl Amadeo “Hula” Castedo como autores intelectuales del crimen y el pasado 3 de noviembre, la Sala I del Tribunal de Juicio de ese distrito, condenó a los hermanos a la pena de prisión perpetua por el hecho.

En definitiva, Ledesma fue víctima del narcotráfico y no de trata de personas. 

Te puede interesar
Lo que hay que saber