Femicidio de Anahí Girón: declararon vecinos de dos barrios salteños

Policiales 30 de julio de 2022 Por DeFrenteSalta
Se desarrolló este viernes una nueva jornada de la audiencia de debate en la causa seguida contra Hernán Nicolás Viveros, por homicidio agravado por mediar violencia de género en perjuicio de Rebeca Anahí Girón.
290722_sala_ii_femicidio
Juicio por el femicidio de Anahí Girón.

BANNER PUBLICITARIO (3)

BANNER PUBLICITARIO (1)

Este viernes declararon vecinos y vecinas de los barrios 13 de Abril y Villa Angelita. Durante la semana comparecieron peritos que realizaron informes en el marco de la causa. Entre ellos, una profesional del Servicio de Biología Molecular Forense del CIF que efectuó un informe sobra muestras de ADN colectadas. Indicó que no se detectó compatibilidad con el imputado ni con los otros sujetos investigados, y que en los hisopos vaginales y en las uñas de la víctima se detectó perfil de un mismo masculino que no corresponde a las muestras indubitadas.

Entre los testigos que comparecieron este viernes estuvo un vecino de barrio Ceferino que conocía a Rebeca Anahí Girón. Contó que solía verla en situación de calle y que una vez la llevó a su vivienda para que se bañara, comiera y “se rescatara un poco”. Ella se quedó tres o cuatro días y le contó que se había ido de su casa porque su padrastro abusaba de ella y su madre era adicta. Unas semanas después volvió a encontrarla en la zona de El Bajo, otra vez a la deriva. El testigo aportó que la joven andaba en las “ranchadas” (lugares donde personas se reúnen para drogarse), con diferentes grupos. Sabía que se prostituía y robaba para consumir.

Manifestó que luego Anahí Girón se perdió por un tiempo largo. Dejó de verla. Supo nuevamente de ella cuando la policía fue buscarlo, en 2015, para que declarara. Ahí le contaron que había aparecido muerta y que “habían sido varios los que la mataron, no uno”.
 
También declaró una joven vecina de barrio 13 de Abril. Dijo que conocía al acusado porque era pareja de una amiga suya. Relató que el viernes a la madrugada (previo al hallazgo del cuerpo de Girón) ella se encontraba con su novio en un auto, tomando cerveza, frente al baldío conocido como “La quinta”. En ese momento apareció un vehículo negro, con vidrios polarizados, se estacionó y comenzó a avanzar y a retroceder. Ellos interpretaron que era una forma de intimidarlos para que se fueran y decidieron alejarse del lugar.

Posteriormente compareció un joven domiciliado en barrio Municipal. Conocía al imputado porque ambos integraban un mismo grupo en Villa Angelita. Uno de los puntos de encuentro era “el arbolito” ubicado cerca de la construcción abandonada donde fue encontrada la víctima. Contó que, la tarde previa al hallazgo, estuvieron ahí aproximadamente desde las 18. Se juntaban a tomar y a fumar “faso”. Eran como quince muchachos. Entre ellos estaba el imputado.

El testigo sostuvo que, como a las 20, él se retiró a la casa de unos amigos porque tenía que preparar las cosas para irse de campamento al día siguiente. Un grupo de muchachos se quedaron en “el arbolito”. Cerca de la medianoche, Viveros y otros dos chicos se acercaron al lugar donde se encontraba él con sus amigos (Santa Fe y Zambrano) y contaron que habían visto una chica muerta.

Concejo Del

Más noticias