Condenaron a tres hombres por el secuestro extorsivo del empresario Víctor Giménez

Policiales 03 de enero de 2023 Por DeFrenteSalta
El Tribunal Oral Federal N°2 les impuso penas de hasta diez años y dos meses de prisión.
Victor Giménez
Víctor Giménez en la reconstrucción.

BANNER PUBLICITARIO (3)

BANNER PUBLICITARIO

El Tribunal Oral Federal N°2, integrado por los jueces Domingo Batule, Abel Fleming y la jueza Gabriela Catalano, impuso el miércoles pasado penas de hasta 10 años y 2 meses de prisión a tres personas por el secuestro extorsivo de un empresario del transporte, perpetrado el 30 de noviembre de 2021, en la capital salteña. Además, los jueces hicieron lugar a la demanda civil de cuatro millones de pesos en concepto de daños psicológicos y psiquiátricos. En el debate intervino el fiscal Ricardo Toranzos, a cargo del Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Federal de Salta, con asistencia de la auxiliar fiscal Carolina Aráoz Vallejos y el investigador Nicolás Dubois.

Así, Mario Campos recibió una condena de diez años y dos meses de prisión como autor del delito de secuestro extorsivo agravado por la edad de la víctima y la participación de tres personas en su comisión, en concurso real con atentado a la autoridad. Asimismo, su hermano Franco Campos, junto a Ezequiel Toledo recibieron penas de diez años de prisión como coautores del delito de secuestro extorsivo agravado, mientras que Héctor Rodríguez resultó absuelto. Además, los jueces hicieron lugar a la demanda de cuatro millones de pesos por daños psicológicos y psiquiátricos.

El juicio, que comenzó el 5 de octubre del año pasado, cobró relevancia por tratarse del primer caso perpetrado bajo esta modalidad ocurrido en la capital provincial.

El hecho ocurrido en la capital provincial tuvo lugar en la mañana del 30 de noviembre de 2021, cuando el empresario del transporte urbano Víctor Oscar Giménez, de 77 años, se dirigía en su camioneta Mercedes Benz hacia las oficinas de la firma, ubicada en la Avenida Ragone, en la zona este de la ciudad.

El hombre fue interceptado por Toledo y Mario Campos -quienes estaban disfrazados de policías- en un falso control policial montado sobre la intersección de la Avenida Ragone y la Ruta 26. La víctima fue reducida, maniatada y vendada, tras lo cual la llevaron hasta el lugar de cautiverio, en el barrio Los Paraísos.

Los secuestradores obligaron al hombre a comunicarse con su hijo y le exigieron el pago de cinco millones de pesos por su liberación. Sin embargo, cuando Franco Campos y Rodríguez fueron a cobrar el rescate, resultaron detenidos. Ante esto, Mario Campos y Toledo intentaron escapar con la víctima, lo cual fue advertido por un móvil policial que comenzó su persecución.

Luego de escabullirse por tres barrios, con calles de tierra y de intentar arrollar a un policía, Campos finalmente perdió el control del vehículo (propiedad de la víctima) y se estrelló contra la pared de una vecina, circunstancias en que el empresario pudo ser rescatado.

1278x123px

BANNER PUBLICITARIO (1)

Más noticias